La importancia de los bosques

Desde bosques caducifolios, de coníferas y mixtos hasta bosques secos, de manglares o tropicales. Con toda su diversidad y variedad, los bosques tienen algo en común: son extremadamente importantes para nuestro clima, proporcionan un hábitat para la mayoría de las especies animales y vegetales que se encuentran en la tierra y tienen efectos positivos sobre y para nosotros los humanos.

Por qué los bosques son importantes para el clima

Los bosques ayudan a proteger el clima al absorber CO₂ durante la fotosíntesis y formar madera con él. Cuanto más antiguo y natural es un bosque, más eficazmente filtra el CO2 del aire y más importante es para la naturaleza. Por término medio, cada hectárea de bosque almacena unas 10 toneladas de este gas de efecto invernadero, lo que significa que en todo el mundo hay unos 3,4 billones de toneladas de carbono almacenadas a largo plazo en el suelo de los bosques y en los árboles. Sólo en Alemania, esta cifra es de unos 4.000 millones de toneladas de CO2 al año. Por tanto, los bosques son los mayores sumideros de carbono de la tierra, aunque sólo cubren algo menos del 30% de la superficie terrestre.

Como gigantescos depósitos de carbono, los bosques y su preservación son cruciales para evitar que el calentamiento global avance. Por ejemplo, nuestros bosques absorben alrededor de un tercio de los gases de efecto invernadero emitidos cada año en el mundo.

Los bosques son un tesoro de biodiversidad

Los bosques son los hábitats más ricos en especies del mundo y proporcionan refugio y protección a innumerables especies animales y vegetales. Por ejemplo, los bosques albergan el mayor número de especies de todos los tipos de hábitats terrestres: alrededor del 80% de todas las especies terrestres tienen su hogar en los bosques, y albergan más de cuatro quintas partes de todas las especies animales y vegetales conocidas fuera de los océanos.

Sin embargo, gran parte de los bosques actuales están ya muy fragmentados por la actividad humana o han sido devorados por la invasión de tierras. Esto no sólo hace que un bosque sea más susceptible a la sequía y los incendios, sino que también priva gradualmente a los animales que viven en él de su sustento. En comparación con 1970, hoy en día ya hay un 53% menos de vertebrados forestales en la Tierra.

Otros servicios de los ecosistemas

  • Los bosques regulan las precipitaciones y forman parte del ciclo del agua. Absorben la humedad del suelo a través de sus raíces y la liberan al aire a través de sus hojas, creando así nubes de lluvia e influyendo en el clima. En un día, un árbol grande puede absorber hasta 370 litros de agua del suelo y devolverla a la atmósfera. La evapotranspiración, es decir, la evaporación del agua por las gotas de lluvia en las hojas, provoca alrededor del 40 % de nuestras lluvias en una media anual. Los científicos también han podido demostrar que el aire que ha pasado por las selvas tropicales produce dos veces más lluvia que el aire que ha pasado por regiones con menos densidad de vegetación. Por tanto, sin bosques costeros, el interior de nuestros continentes podría parecer un desierto, según la investigación.
  • Protección del suelo: Los bosques protegen el suelo de la erosión por el viento o el agua y, por tanto, son importantes para mantener un suelo fértil. Además, su sistema de raíces refuerza el suelo, reduciendo la probabilidad de desprendimientos o avalanchas. 
  • Protección del agua: el suelo del bosque es un depósito de agua ideal -un metro cuadrado de suelo forestal almacena hasta 200 litros de agua- y, por tanto, reduce la escorrentía superficial. Una vez que se agota su capacidad de almacenamiento, el agua fluye filtrada por el suelo y aumenta el suministro de agua subterránea. Los bosques también hacen que las precipitaciones penetren más lentamente en el suelo, ya que primero son absorbidas por las hojas o las agujas. Esto puede reducir el riesgo general de inundación. 
  • Igualación de la temperatura: las zonas forestales contiguas son enormes sistemas de climatización. La energía solar que irradia sobre las coronas de las hojas se convierte en vapor de agua, que tiene un efecto refrigerante en la atmósfera. Además, debido a la menor radiación solar, al enfriamiento por evaporación y a la mayor humedad del bosque, se pueden medir temperaturas más frescas de 3 a 6 grados en comparación con el exterior y de 4 a 8 grados en comparación con las ciudades. 

Preservar los bosques

Te das cuenta: La protección de los bosques, con su multitud de funciones ecosistémicas, es inmensamente importante, no sólo para la naturaleza y el clima, sino también para nosotros los humanos. Ayúdanos a conservar los bosques a largo plazo y a protegerlos de la deforestación.

Descubra nuestros proyectos de protección y reforestación de bosques.

¡Proteger la naturaleza!

Apoye nuestros proyectos y proteja los hábitats en Alemania y en todo el mundo.

Naturefund e. V.
Karl-Glässing-Straße 5
65183 Wiesbaden

+49 611 504 581 011
info(at)naturefund.de

Jetzt spenden

Registriert beim Registergericht Wiesbaden, VR 3739

Umsatzsteuer-Identifikationsnummer: DE 293241718

Freistellungsbescheid: Als gemeinnützige Körperschaft
befreit von der Körperschaftssteuer gem. §5 Abs.1 Nr.9 KStG
unter der Steuernummer 43/250/76281.

Ihre Spende an Naturefund kann steuerlich abgesetzt werden.