· La Organización Meteorológica Mundial

Según la Organización Meteorológica Mundial, los ciclones de Mozambique son una "llamada de atención"

Photo: Pixabay

Según la OMM, la devastación causada por los ciclones Idai y Kenneth, que azotaron Mozambique en un intervalo de pocas semanas, es una llamada de atención sobre el aumento de la cantidad de ciclones tropicales, inundaciones costeras y lluvias intensas de alto impacto vinculados al cambio climático.

Una misión de investigación formula recomendaciones para la resiliencia futura

Una misión de investigación enviada a Mozambique por la OMM definió un conjunto de prioridades de reducción de riesgos de desastre a fin de fortalecer los sistemas de alerta temprana de esta nación del África Meridional y de reducir los daños socioeconómicos provocados por peligros relacionados con el tiempo, el clima y el agua, como los ciclones tropicales, las inundaciones y la sequía.

"Los dos ciclones son una llamada de atención sobre la necesidad de que Mozambique aumente su resiliencia", declaró Petteri Taalas, Secretario General de la OMM, en un mensaje dirigido a una conferencia internacional sobre promesas de contribuciones destinada a obtener el apoyo necesario para la reconstrucción.

Afirmó que "aunque se prevé una disminución de la cantidad de ciclones tropicales a nivel mundial en el futuro, el número de ciclones tropicales más intensos (categorías 4 y 5), asociados con más lluvias, aumentará en un clima cada vez más cálido".

"El futuro aumento del nivel del mar exacerbará el impacto de las mareas de tempestad en las regiones costeras, lo que suscita preocupación por las inundaciones marinas, en particular en ciudades de baja altitud, como Beira", señaló Taalas. Esta situación ocasiona gran preocupación por la vulnerabilidad de Mozambique a las crecidas de los ríos y del mar.

El informe del equipo internacional de meteorólogos e hidrólogos, encabezado por Filipe Lúcio (OMM), se presentará en una conferencia internacional sobre promesas de contribuciones para Mozambique prevista para el 1 de junio en la ciudad costera de Beira.

Según el equipo de investigación, se necesita invertir casi 27 millones de dólares de los Estados Unidos en el sector meteorológico e hidrológico. Esa cantidad se destinaría, entre otras cosas, a la reconstrucción, la rehabilitación y la modernización de la infraestructura y el equipo, los estudios de tierras para cartografiar el riesgo de crecidas y la estimación satelital de precipitación, la mejora de los sistemas de gestión de bases de datos, la formación sobre los productos de predicción más recientes, la mejora de los procedimientos operativos normalizados y mejores herramientas de comunicación.

Dos ciclones consecutivos sin precedentes

Idai llegó a tierra en las cercanías de Beira el 14 de marzo, con categoría 4, provocando uno de los desastres meteorológicos más devastadores que hayan afectado al hemisferio sur. En unas horas cayó el equivalente a meses de lluvia.

Las consecuencias fueron desastrosas: el ciclón y las posteriores inundaciones causaron la muerte de más de 600 personas; se estima que 1 600 sufrieron heridas y más de 1,8 millones resultaron afectadas. Además, las pérdidas por daños a edificios, la infraestructura y la agricultura se cifraron en 773 millones de dólares.

"Cuando hay inundaciones, los mozambiqueños suelen refugiarse en los tejados de los edificios. Sin embargo, los feroces vientos de Idai arrancaron los tejados. La magnitud del ciclón, el tamaño de la marea de tempestad y la extensión de las inundaciones han opacado los esfuerzos que durante años han venido realizando las autoridades de Sofala para aumentar la resiliencia de las comunidades a las inundaciones", declaró Lúcio, ex director del Servicio Meteorológico Nacional de Mozambique.

"Es un aviso a tiempo sobre la escala futura de los desafíos que plantean conjuntamente la urbanización, y el aumento del nivel del mar y los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático. Se requerirá hacer mucho más hincapié en la necesidad de mejorar el uso del suelo y la planificación urbana y de las llanuras de inundación", según Lúcio.

La visita del equipo de investigación coincidió con el ciclón tropical Kenneth, el más intenso jamás registrado en la zona, que llegó a tierra el 25 de abril en la provincia de Cabo Delgado.

La misión de la OMM se centró en el ciclón Idai, especialmente en lo que respecta a los daños causados a los equipos hidrometeorológicos y a la coordinación y colaboración institucionales de los Servicios Meteorológicos, Hidrológicos y de gestión de desastres. Sin embargo, sus conclusiones generales tienen por objeto servir de base a los planes y las inversiones para fortalecer el sistema de alerta temprana mediante un enfoque multirriesgo y la gestión de riesgos de desastre en el país, sobre todo durante la reconstrucción, a fin de que se reconstruya mejor y se fortalezca la resiliencia de forma general.

Leer el artículo completo

Proteger la naturaleza

¡Apoya a Naturefund y protege la naturaleza!

Naturefund e. V.
Karl-Glässing-Straße 5
65183 Wiesbaden

+49 611 504 581 011
info(at)naturefund.de

Jetzt spenden

Registriert beim Registergericht Wiesbaden, VR 3739

Umsatzsteuer-Identifikationsnummer: DE 293241718

Freistellungsbescheid: Als gemeinnützige Körperschaft
befreit von der Körperschaftssteuer gem. §5 Abs.1 Nr.9 KStG
unter der Steuernummer 43/250/76281.

Ihre Spende an Naturefund kann steuerlich abgesetzt werden.