La reducción de los hábitats en pequeñas islas

La fragmentación de las poblaciones de animales y plantas a través del desmembramiento de los hábitats es la cuarta forma de destruir la biodiversidad.

Cuando el hombre explota la tierra, muchas veces deja atrás pequeñas áreas abandonadas que son también hábitats naturales. Son como islas de naturaleza inalterada en un mar de hábitats completamente transformados.

Un ejemplo de esto se encuentra en la selva tropical brasileña. Después de la roza muchas veces quedan pequeñas islas de zona boscosa. La vegetación alrededor de estas islas crecería de nuevo, sí, pero estaría compuesta principalmente de arbustos y hierbas y ya no más de bosque verdadero.

Los científicos estudiaron estas islas de bosque y descubrieron que acercándose a la orilla de estas islas más y más especies se van perdiendo – incluso todavía después de 20 años. Algunas porque las condiciones todavía seguían transformándose, otras porque las islas son demasiado pequeñas para mantener una población estable.

Efectos similares también se observaron en bosques que habían sido partidos por carreteras. Un ejemplo muy evidente es de un grupo de aves que se alimenta de hormigas soldado. Estas aves se han adaptado a vivir y moverse en bosques oscuros y no vuelan hacia zonas abiertas. Por otra parte, las hormigas soldado necesitan grandes áreas de selva virgen y siguen caminando en el momento que una isla de bosque no les ofrece suficiente alimentación. Pero las aves especializadas no cruzan la carretera y se quedan en la pequeña isla boscosa. Pronto no encuentran más comida y se mueren de hambre.

Una especie tras otra desaparece cuando las áreas naturales se ven partidas en pequeñas islas. Esto lleva a un empobrecimiento notable del ecosistema. Al final se llega a algo que no tiene nada que ver con el estado inicial.

Este proceso de reducción de los hábitats en pequeñas islas ocurre cada vez más. Incluso las reservas naturales son islas como las que hemos descrito y cuanto más pequeñas son, tanto más está en peligro la sobrevivencia de sus habitantes (animales y plantas).